PORTADA WEB@4x-8

NUESTRA HISTORIA

En el año 2008, el Señor me pidió después de 11 años de haber servido en India plantando Iglesia, que regrese a mi país, Ecuador, a multiplicarme en misioneros ecuatorianos. Al llegar a Ecuador, hablé con mis líderes de la misión con la que servía en India si me era posible continuar en la misión pero ahora sirviendo desde Ecuador en esta nueva faceta de la movilización. Los líderes de la misión SIM aceptaron y apoyaron el proyecto, permitiéndome servir desde Guayaquil. También me reuní con los misioneros de la IMB, quienes estaban movilizando en Ecuador. Ellos me animaron y me facilitaron materiales, y tanto SIM como IMB me ofrecieron capacitación para realizar la tarea. Pude viajar a diferentes reuniones y capacitaciones donde aprendí más sobre esta área de la movilización y el envío.

Hablé con mi pastor y le conté que volvía a Ecuador, pero que seguía siendo misionera y que necesitaba que él como pastor y la Iglesia me sigan apoyando como misionera aunque esté en el país. Le conté la visión de multiplicarme en misioneros para los no alcanzados, y el pastor y toda la Iglesia me ofrecieron el apoyo para cumplir lo que Dios me había enviado hacer en el país. En el mes de Julio del 2009, empecé a reunirme una vez por semana con la hna. María Lola Moreno, quien era mi amiga desde la adolescencia y a quien Dios le estaba inquietando y llamando para una labor especial. Nos reuníamos para orar por los misioneros y por los obreros en la India, y por lo que Dios nos estaba pidiendo que hagamos en la movilización. El misionero Guido Muse de la IMB que vive y trabaja en Ecuador hace muchos años, creyó en nosotras y nos permitió usar su oficina en Guayaquil y trabajar junto a ellos. Fue en este lugar que empezamos la base misionera. Esta reunión de los días miércoles se fue dando a conocer y en poco tiempo ya no éramos 2 ya éramos 5, y luego más. Unos venían para averiguar que estábamos haciendo, unos se quedaban y otros se volvían a ir. Empezamos a orar por un nombre para esta organización misionera que estaba naciendo. La hna. María Lola Moreno y yo, junto al hno. Edwin Smallwood, también misionero de la IMB en Ecuador en ese tiempo, nos reunimos un día para determinar el nombre y sentí de parte del Señor que tenía que ser algo que se identificara con las Agencias Misioneras que nos estaban mentoreando (IMB y SIM), pero que debía ser algo propio del Ecuador. Nos dimos cuenta que las iniciales de estas dos agencias misioneras tienen en común son “IM”, así que pensamos en varios nombres con estas iniciales. Fuimos descartando opciones hasta quedar sólo con una. Así fue como sentimos de parte de Dios que el nombre sería Impacto Mundial, y su slogan “del Ecuador a los no alcanzados”.

Desde el año 2009 hasta la fecha, Impacto mundial se dedica a movilizar, capacitar y facilitar el envío de misioneros desde el Ecuador a los no alcanzados. Nuestra oficina se encuentra en la ciudad de Guayaquil.
- Misionera Julieta Murillo

trayectoria