Cientos de ciudades argentinas alzaron sus voces a favor de la vida

BUENOS AIRES- Argentina presenció un hecho histórico el pasado domingo. Personas de cientos de ciudades del país salieron a las calles para alzar sus voces por los no nacidos, oponiéndose al proyecto de ley sobre la despenalización del aborto que se discute en el Congreso de la nación.

La concentración más grande ocurrió en la ciudad capital de Buenos Aires. Cientos de familias con banderas argentinas, portando también pañuelos celestes, y varios con carteles de “yo amo la vida”, y otras pancartas rezando “queremos la vida de los dos”, caminaron desde la Avenida de Mayo hasta la Plaza de los Dos Congresos.

“Aquí estamos los que defendemos la vida. Los distintos credos, y las distintas organizaciones convocantes. Nosotros, como creyentes evangélicos, lo hacemos desde nuestra convicción, desde nuestra doctrina, del Dios que es dador de la vida, del que nos impulsa y nos lleva adelante. Así que estamos muy felices de compartir este espacio. Pero esto no termina, es un escalón. Todavía falta que se expidan los legisladores en el Congreso de la Nación, razón por la que seguimos atentamente la marcha de los acontecimientos; mientras tanto, nosotros, aquí, celebramos juntos las dos vidas”, dijo Rubén Proietti, presidente de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA), a un medio local.

La marcha en Buenos Aires concluyó con una actividad especial en la Plaza de los Dos Congresos.

Un grupo de médicos manifestó lo siguiente: “Siempre cuidamos la vida del niño por nacer y la de su madre, así como como sus derechos inalienables”.

“Consideramos un crimen la propuesta de legalizar el aborto, que constituiría un genocidio silencioso de argentinos inocentes”, añadió.

Luego, Jorge Gómez, el director general de ACIERA, requirió: “Al Estado Nacional que implemente políticas públicas que sean rectoras para una sexualidad responsable pero que a su vez acompañen y protejan a todo embarazo sin distinción, velando por el derecho supremo que es sobre todos los demás derechos, el derecho a la vida”.

“A todos nosotros ciudadanos argentinos, que ante un tema que nos atraviesa a todos, como es el aborto y coincidiendo que su práctica es terrible, unamos nuestros esfuerzos para erradicarlo. Porque no es un tema de salud pública, no es un tema de pobreza, es un tema de derechos y valores”, continuó.

“A nuestros legisladores, no conviertan en ley el derramamiento de sangre inocente; y promulguen una ley de adopción que permita que miles de familias que hoy están en una lista de espera, adopten. CUIDEMOS LAS DOS VIDAS”, concluyó.

Además, se contó con el testimonio de Sara Winter, una mujer que contó su experiencia cuando tuvo que abortar y que la replicará durante esta semana cuando atestigüe en comisión en el Congreso argentino.

Este evento bajo el lema “Cuidemos las dos vidas” fue organizado por Marcha para la Vida, +Vida, Red Federal de Familias, Juventud con una Misión (JUCUM) y ACIERA.

Tomado: Mundo Cristiano.

Foto: ACIERA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *