Amenazas de muerte «peores que ISIS» causó la cancelación del partido entre Argentina e Israel

07-6-2018 Mundo Cristiano

JERUSALÉN, Israel – La decisión de Argentina de cancelar un partido de fútbol con Israel este fin de semana, no parece muy importante, pero lo que la gente no comprende es que los israelíes son fanáticos del fútbol.

Muchos estaban entusiasmados con el partido del sábado por la noche, un preludio para la Copa Mundial que iniciará próxima semana en Rusia, donde Argentina enfrentará a Islandia en la primera ronda.

Las entradas se vendieron rápidamente, prometiendo una multitud en el Teddy Stadium de Jerusalén, llamado así por el ex alcalde Teddy Kolleck.

El gran especial de este juego era el aclamado jugador argentino Lionel Messi, un atleta extraordinario con una personalidad atractiva. Los israelíes lo aman

En una conferencia de prensa el miércoles por la noche, la ministra israelí de Cultura y Deportes, Miri Regev, dijo que las organizaciones terroristas enviaron amenazas de muerte a los jugadores argentinos y sus familias, en especial a Messi.

La ministra israelí de Cultura y Deportes, Miri Regev, Facebook

«Desde que anunciaron que jugarían contra Israel, diferentes grupos terroristas han estado enviando mensajes y cartas a jugadores del equipo nacional de Argentina y sus familiares, incluyendo amenazas claras para herirlos y sobre la vida de sus familias. Estos incluyen videos que muestran niños muertos «, dijo Regev.

La Embajada de Israel en Argentina confirmó sus declaraciones.

«Las amenazas y provocaciones dirigidas a Lionel Messi, que lógicamente despertaron la solidaridad de sus colegas y el miedo a jugar el amistoso [juego] no son ajenos a la vida cotidiana de la población civil de Israel cuyas estrellas deportivas, han sido en numerosas ocasiones, objetivos de la violencia y los ataques «, tuiteó la embajada.

El canciller argentino, Jorge Faurie, habría dicho que las amenazas eran «peores que las del ISIS».

Regev refutó acusaciones de que la celebración del juego en Jerusalén en lugar de Haifa torpedeó el evento.

«Los argentinos nunca se opusieron a tener el juego en Jerusalén. Después de todo, este juego nació del deseo de Messi de visitar Jerusalén, besar el Muro de las Lamentaciones y visitar la Iglesia del Santo Sepulcro», la citó YNet.com. «Jerusalén no es un tema político. Jerusalén es la fuente de orgullo para el Estado de Israel y para el pueblo judío de todo el mundo».

Tomado: Mundo Cristiano.